V002.jpg

Fuju

Japón

“Quiero ser un único gesto que contraste con la horizonte de aquellas paredes de nieve. Quiero ser esa guía que veas a la distancia dentro de este eterno invierno.”

El proyecto se trata de un refugio para los peregrinos que realizan la ruta alpina de Tateyama Kurobe, una ruta única y espectacular que va a a través de los Alpes del norte de Japón; o para los turistas que visitan las montañas de nieve de Hakkoda, situadas en Aomori. Ambos sitios poseen una característica en común, sus inmensas paredes de nieve.

 

El refugio busca contrastar con la horizontalidad creada por la nieve, que llegan a alcanzar hasta de 20 metros de altura. Es un monolito de concreto que se convierte en la guía a la distancia dentro del eterno invierno de estos sitios en Japón.

Tipología: Paisaje

Año: 2020

Área: 70 m2

Estado: Conceptual

Diseño: 

Nadine Sam